¿Cómo proteger mi inversión inmobiliaria en el arrendamiento?

¿Cómo proteger mi inversión inmobiliaria en el arrendamiento?

¿Cómo proteger mi inversión inmobiliaria en el arrendamiento?

Es común sentir temor de perder una propiedad al momento de pensar en arrendarla. Tenemos la tarea de explicarte cómo proteger tu inversión inmobiliaria en el arrendamiento.

De una manera sencilla los bienes raíces te generan ingresos extras que te proporcionan estabilidad.

Perder esa estabilidad es un problema latente, por eso es justo estar atentos a la hora de arrendar, hacerlo de una forma segura.

Para evitar estafas y no perder el  inmueble, a continuación te ofrecemos algunas recomendaciones para que puedas arrendar tu propiedad sin miedo.

Considera estos consejos para minimizar el peligro de daños o pérdidas de tu bien raíz al arrendar.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las razones porque la gente con dinero invierte en bienes raíces?

Es una buena idea realizar un inventario y al momento de redactar el contrato de arriendo y mencionar todo lo que hay dentro de tu propiedad en detalle. Describe claramente el estado en que se encuentra el inmueble.

También hay que dejar  claro al arrendatario el monto a pagar en caso de causarle daños a la estructura del inmueble. Se aconseja antes de arrendar tomar fotografías del estado de la propiedad y guardarlas como respaldo.

Puedes agregar una cláusula de protección de tu inmueble en el contrato donde especifiques, entre otras cosas, el pago puntual de servicios básicos y gastos comunes y aparte exigir garantía.

Otra forma de proteger tu inversión en el arrendamiento es la exigencia que el arrendatario tenga un aval que en caso de no pago responda a las obligaciones del arrendatario.

Adicionalmente se recomienda incorporar una cláusula de Dicom en el contrato que te permite de denunciar al arrendatario y a su aval en caso de incumplimiento de pago. Acá encuentras un ejemplo del contrato de arrendamiento con dicha cláusula.

Como requisito puedes exigir en el documento legal, la obligación del arrendador de solicitar permiso antes de hacer cualquier modificación en el inmueble

Puedes asegurar tu inversión validando tu contrato. Que un notario verifique la firma del contrato  es una forma válida de proteger tu propiedad.

De esta manera tienes un respaldo legal ante cualquier incumplimiento de tus condiciones al tiempo que reduces el riesgo de estafa.

Deja claro en el contrato que no se puede subarrendar la propiedad, de esta manera te evitas malos entendidos y el mal uso de la casa o departamento.

Algo muy importante que no puedes pasar por alto es revisar los antecedentes del solicitante de arriendo. Exígele además documentos que avalen su solvencia económica y moral.

Es válido también que investigues si tiene antecedentes de denuncias previas por incumplimiento de contrato.

Obligaciones en el arriendo

Más allá de las cláusulas legales que puedas anexar en el contrato para proteger tu inversión inmobiliaria en el arrendamiento, existen unas obligaciones en el arriendo de un inmueble que deben cumplir arrendatario y arrendador.

Conocer todos los estatutos legales  también es una forma de proteger tu propiedad, por eso aquí te recopilamos algunas de estas obligaciones.

Las obligaciones se definen en el contrato, los protagonistas del arriendo acuerdan cuáles son los deberes y derechos de cada uno.

Asegúrate que todo en el contrato esté claro para ambas partes, por ejemplo, el plazo de arrendamiento, las formas de pago, gastos de reparación, por qué causa se puede cancelar el arriendo, entre otras.

Te puede interesar: Razones para no comprar un departamento en blanco o verde

Una de las obligaciones que debe asumir el arrendador son los gastos causados por accidentes naturales, por ejemplo terremotos, inundaciones, tsunamis y otros fenómenos naturales.

El arrendatario por su parte debe asumir los gastos y reparaciones menores y por  deterioro en el inmueble, como por ejemplo reparar o reponer tomas eléctricas o vidrios rotos.

En el caso de los daños estructurales del inmueble es el propietario quien se debe responsabilizar. Tiene que pagar cuentas por arreglar una filtración, o la reparación de la cañería

Conclusión

El lógico tener miedo de arrendar tu propiedad por los riesgos a los que te expones. Pero no pierdas la oportunidad de generar ingresos extras sólo por miedo.

 En definitiva si sigues los consejos de este artículo sabrás como proteger tu inversión inmobiliaria en el arrendamiento.

Comentarios

  • No hay comentarios.

    Se el primero en comentar, rellena el formulario con tu comentario

Seguir Leyendo

©2013-2019 Bienisimo | Todos los derechos reservados.